jueves, 26 de enero de 2012

CROQUETAS DE PIMIENTOS Y ATÚN


Vamos a darle un giro a las croquetas y a probar esta variante que seguro que os encanta!

Ingredientes:

Para la bechamel:

- 30gr de mantequilla
- 100gr de harina
- 650gr de leche
- Nuez moscada
- Sal

Además necesitaremos:

- 3 pimientos del piquillo
- 250gr de atún
- 2 huevos
- Harina
- Pan rallado
- Aceite para freír

Preparación:

Ponemos en una olla al fuego la mantequilla y cuando esté derretida le añadimos la harina y la removemos rápidamente con un utensilio de madera hasta que se haga una pasta. Agregamos la leche (sería mejor si la calentamos un poquito antes) poco a poco y sin dejar de remover para que no se pegue al fondo. Seguís haciendo esto hasta que consigáis la textura deseada. 


En este caso, la bechamel debería quedarnos un poco espesa, para que luego podamos hacer las croquetas con ella. Por último condimentamos con sal y nuez moscada.

Una vez hecha la bechamel ponemos en un vaso de batidora los pimientos y agregamos unas cucharadas de bechamel. Lo batimos hasta que los pimientos queden triturados y mezclados. 


Volcamos la mezcla de los pimientos en el resto de la bechamel y removemos para que quede todo integrado. 


Por último agregamos el atún y volvemos a remover. Guardamos la mezcla en un recipiente y lo metemos en la nevera hasta que esté bien fría, unas 2-3 horas.


Cuando la mezcla esté fría pasaremos a montar las croquetas. Necesitaremos un recipiente con harina. Otro donde batiremos dos huevos. Y un último recipiente con pan rallado. 




Ahora con dos cucharas iremos cogiendo porciones de mezcla de bechamel y le iremos dando forma pasándola de una cuchara a la otra. 
Luego la pasamos por harina hasta que esté cubierta por entero. Sacudimos la harina sobrante y llevamos al recipiente con huevo batido y la rodamos en el huevo. Por último la pasamos por el pan rallado hasta que este bien rebozada. Ponemos en un recipiente las que ya estén listas.




Cuando acabemos toda la mezcla ponemos en una sartén aceite abundante a fuego fuerte. Cuando el aceite esté bien caliente, ponemos las croquetas a freír hasta que se doren por todos lados.

Nota: si no se quieren freír al momento se pueden congelar perfectamente. Tambien se puede freir una parte y congelar otra. Con estas cantidades salen unas 24 croquetas apróximadamente, aunque siempre dependerá del tamaño que queráis hacerlas.


3 comentarios:

  1. Curiosa conbinacion.

    Se ven deliciosas....

    ResponderEliminar
  2. Tienen que estar buenas... se me amontona el trabajo !!!

    ResponderEliminar
  3. Y a mi Enrique!! jejejeje

    Gracias a los dos!

    ResponderEliminar