domingo, 8 de enero de 2012

POLENTA RELLENA DE JAMON Y QUESO



Esta es una receta familiar que recuerdo ver hacer a mi madre desde siempre pero adaptada un poco a mis gustos.

Ingredientes:

- 2 tazas de harina de maíz amarillo precocida
- 3 tazas de agua
- Jamón en lonchas (podéis usar york o serrano)
- Queso en lonchas
- Queso rallado para pasta
- Aceite
- Sal

Salsa:

- 1 bote de salsa de tomate
- 1 diente de ajo picado
- Cebolla
- Pimiento rojo
- Pimiento verde

Preparación:

Se pone a calentar en una olla las 3 tazas de agua con sal y cuando estén calientes pero sin hervir se quita del fuego y se le agrega las dos tazas de harina de maíz. Se mezcla despacio de forma envolvente hasta que se transforme en una masa consistente que se pueda manejar con las manos (es importante que no quede líquida o muy blanda).


Ponemos en un molde de horno no muy grande unas gotas de aceite y lo distribuimos por toda la superficie para evitar que la polenta se pegue. Usamos la mitad de la polenta para hacer una capa de unos 2 cm que cubra el fondo del molde (si veis que es difícil con utensilios hacedlo directamente con las manos).

Cuando tenemos la primera capa de polenta la cubrimos con una capa de queso y seguida una de jamón (podéis ser generosos ya que solo habrá una capa de jamón y queso). Con el resto de la polenta se hace la segunda capa encima del jamón y el queso. Se espolvorea con queso rallado para pasta y se mete al horno a unos 200º durante 15 minutos.


Mientras tanto en una sartén ponemos a rehogar con un chorrito de aceite el ajo picado. Poco después agregamos cebolla en cuadraditos y cuando estas dos cosas estén doradas pimiento rojo y verde también en cuadraditos. Esperamos a que la verdura este blanda y le agregamos una lata o frasco de salsa de tomate
(esto es a gusto, se puede hacer con tomate natural, frito o como queráis, a mi me gusta mas con salsa) y dejáis cocinar a fuego bajo durante unos minutos. Condimentar a gusto.
Opcional: yo le agrego un chorro de nata para hacer la salsa mas suave y quitar un poco la acidez, pero esto dependiendo de si os gusta o no. También podéis procesar las verduras si no os gusta con tropezones).

Por ultimo retiráis la fuente con la polenta del horno y la cortáis en porciones como un pastel, servís en el plato con la salsa de tomate por encima.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada